Archivo de la etiqueta: amaren

bacchus web 2017
Publicado el 25 abril 2017

ÁNGELES DE AMAREN 2011 OBTIENE MEDALLA DE ORO EN LA ULTIMA EDICIÓN DEL CONCURSO INTERNACIONAL DE VINOS BACCHUS 2017

La recién estrenada añada 2011 de Ángeles de Amaren, de Bodegas Amaren (Rioja Alavesa), acaba de ganar la Medalla de Oro en los premios Bacchus 2017, organizados por la Unión Española de Catadores. El jurado, formado por 85 jueces de ámbito internacional, cató a ciegas las 1.751 muestras de vino procedentes de 21 países. Entre los jueces del certamen, destaca la presencia internacional de 15 Master of Wine, responsables de compras de las principales cadenas de distribución internacional, referentes de la sumillería mundial y periodistas especializados.

Ángeles de Amaren es el homenaje que Juan Luis Cañas le hace a su madre, trabajadora incansable que dedicó toda su vida a las labores del campo y de la bodega. Esta nueva añada, nace de cepas de Tempranillo y Graciano con una edad media superior a los 40 años. Las cepas de graciano se encuentran sobre todo en viñas viejas entremezcladas con cepas de Tempranillo. Antiguamente los agricultores hacían la mezcla del vino en la propia viña, jugando con las variedades y plantando graciano para dar color y acidez al conjunto. Viñedos situados en laderas y terrazas de la zona de Samaniego, tratados de forma natural para obtener uvas sanas. Las variedades son vendimiadas en su punto óptimo de maduración y se elaboran por separado.

La añada 2011 de este vino es intenso y complejo en nariz. Encontramos fruta negra, notas de cuero y hojarasca. Sus recuerdos especiados sobre un fondo balsámico se fusionan con matices de suelo. En boca es sabroso, con un paso con nervio y acidez refrescante. Un vino expresivo y delicado como lo era Ángeles.

amaren-crianza
Publicado el 22 octubre 2015

NUEVO AMAREN CRIANZA, UN VINO CON ESTILO PROPIO

Bodegas Amaren amplía su catálogo con un nuevo vino que viene a situarse como referencia de los vinos de crianza. Un crianza de nuevo cuño elaborado con la maestría que son seña de identidad de la casa.

Bodegas Amaren, creada por Juan Luis Cañas (Bodegas Luis Cañas) en homenaje a su madre, se caracteriza por unos vinos de corte moderno y en el caso de este nuevo vino se adelanta a lo que consideran será el gusto del mercado en un futuro próximo.

Si hay algo que defina a esta familia bodeguera es su pasión por la viña, por la selección de sus uvas hasta su máxima expresión a fin de conseguir a partir de uvas perfectas unos vinos que triunfan en los mercados más exigentes.

Elaborado con un 85% de tempranillo y 15% garnacha de viñas de una edad media de 35 años, sus uvas son seleccionadas en doble mesa, primero los racimos de forma manual y posteriormente los granos. Tras su elaboración el vino se cría durante 12 meses en barricas de las cuales el 50% son barricas nuevas de roble americano y 50% de barricas de segundo año de roble francés.

Al final resulta en un vino tremendamente atractivo donde se transmite la finura y elegancia de la variedad tempranillo y la frescura, delicadeza y frutosidad de la garnacha. Un conjunto armónico que huye de la excesiva complejidad, corpulencia y sobre extracciones para conseguir el objetivo que se marcó la bodega: elaborar un vino “RICO” con mayúsculas. Con una nariz donde su carácter frutal ,con notas florales y de caramelo de fresa, nos acompañará hasta su paso por boca donde se manifiesta con potencia pero con elegancia, envolviéndonos con un gran equilibrio hasta llegar a un final de boca con embriagadoras notas de fruta roja típicas de las mejores garnachas de Rioja Alavesa.

Un vino para disfrutar y dejarse enamorar por su sutileza.